Derribo de un helicóptero en Afganistán pone en jaque a lo mejor de las tropas estadounidenses

La pérdida de una treintena de Navy SEALs al ser derribado un helicóptero Chinook que los transportaba (presumiblemente un modelo CH-47D) , supone un terrible golpe para las fuerzas especiales de Estados Unidos en Afganistán.

“Es un hecho sin precedentes, de lejos el peor día de nuestra historia”, dijo al diario Navy Times un miembro de esta comunidad de élite que señaló haber sentido “un fuerte impacto e incredulidad” al enterarse de la noticia el sábado.
El helicóptero Chinook que trasladaba a los soldados fue alcanzado, aparentemente, en la noche del viernes al sábado por el fuego concentrado de fusilería y del impacto directo de un cohete propulsado (RPG) de los insurgentes en el valle de Tangi, una zona alejada de la provincia de Wardak, a un centenar de kilómetros al sudoeste de Kabul, según señalaron tanto autoridades afganas como los talibanes.
El equipo de rescate de la armada estadounidense había completado la misión de tratar de neutralizar a los atacantes de una unidad de los Rangers del ejército, y salía del área en su helicóptero Chinook cuando la aeronave al parecer fue impactada.
Inicialmente se habla de que fallecieron 30 estadounidenses y ocho afganos (y hay quienes dicen que incluso un perro de guerra). Es el incidente más mortífero para las fuerzas norteamericanas en los 10 años que lleva la guerra en Afganistán. Los Rangers acordonaron el lugar del incidente en el área de Tangi Joy Zarin, en la provincia de Wardak, unos 97 kilómetros (60 millas) al occidente de Kabul.
Ayer, domingo, la OTAN inició una operación para recuperar los restos del helicóptero de transporte, al tiempo que fuerzas afganas y estadounidenses se enfrentaban con milicianos en el área. Los combates, hasta ese momento, no parecían involucrar a las tropas que se encuentran en los alrededores del sitio del percance.
“Ha ocurrido un número reducido de enfrentamientos limitados en el mismo distrito donde cayó el helicóptero. Sin embargo, no se han librado en la vecindad directa del lugar”, dijo la OTAN en un comunicado. “Hasta el momento no tenemos informes sobre bajas en la coalición a causa de los enfrentamientos”. Por su parte, el portavoz del gobierno de la provincia de Wardak, Shahidula Shahid, confirmó la marcha de la operación para recuperar los restos del helicóptero y señaló que se infligieron bajas a los Talibánes durante la noche. “Las fuerzas afganas y de la OTAN han emprendido una operación conjunta. La operación para despejar la zona tiene lugar en el distrito y hay informaciones sobre bajas entre los insurgentes”, dijo Shahid.
Estas muertes elevan a 46 los soldados muertos de la coalición en lo que va del mes y a 369 en lo que va del año.

¿Un golpe mortal al Team 6 de los US Navy SEALs?

Además de ser el hecho más mortífero sufrido por la coalición en los casi diez años que lleva el conflicto, supone para las fuerzas estadounidenses más que un revés, puesto que fueron amputadas de una parte nada despreciable de sus efectivos.
Varios cientos de miembros de estas unidades de élite han sido desplegados en Afganistán y conducen decenas de operaciones comando todas las noches para eliminar o capturar a los responsables talibanes.
Pero quienes estaban a bordo del helicóptero pertenecían, aparentemente, en su mayoría, a la aristocracia de los Navy Seals: el “Team 6”, una unidad de 300 hombres reclutados en el activo de los 2.300 SEALs. Recordemos que esta unidad fue la que llevó a cabo, en mayo pasado en Pakistán, la operación clandestina que concluyó con la eliminación del líder de Al Qaida Osama bin Laden.
Fuentes del gobierno de Barack Obama interrogadas por cadenas informativas se negaron a señalar si había o no miembros del Team 6 entre los muertos en el helicóptero, pero precisaron que ninguno de ellos había participado en la operación contra Bin Laden.
Desde hace dos años, la OTAN recurre cada vez más a acciones calificadas de “antiterroristas” para combatir a los insurgentes. Unas 7.000 operaciones de ese tipo fueron llevadas a cabo en el segundo semestre de 2010, con un saldo de 2.000 insurgentes muertos y 4.000 detenidos, según las fuerzas de seguridad de la coalición.
No todas fueron conducidas por las fuerzas especiales, pero el hecho de que buena parte de los 30 muertos en el helicóptero podrían pertenecer al Team 6 deja suponer que estaban preparando un ataque contra un blanco de primera importancia.
En esa clase de acción, como en el caso del ataque contra Bin Laden, un equipo permanece en el Chinook listo para intervenir si hubiera necesidad. Según la CNN, las víctimas formaban parte de una “fuerza de reacción rápida” de apoyo a operaciones.
Una pérdida tan seria de soldados de élite no será fácil de superar si se parte de la base que son necesarios cinco años de entrenamiento, promedio, para formarlos y considerarlos “afiatados” para operaciones comprometidas.
El ritmo de las operaciones en Afganistán, como en Yemen o en Somalia, reduce el tiempo disponible para los entrenamientos, destacó a fines de junio el nuevo “patrón” de las fuerzas especiales, el almirante William McRaven.
“El problema es que resulta muy difícil desarrollar fuerzas especiales de calidad de la noche a la mañana”, explicó McRaven ante el Senado.
El comienzo de la retirada de los 99.000 hombres que componen el contigente estadounidense en Afganistán complicará las cosas, porque habrá una mayor demanda de fuerzas especiales, indicó el almirante sin brindar mayores precisiones.
Pese a la previsible reducción del presupuesto asignado al Pentágono, “uno de los mayores desafíos que deberá enfrentar el país en el futuro es que habrá un crecimiento de la demanda de fuerzas especiales”, insistió McRaven.

Informe de la cadena informativa estadounidense “ABC News” sobre el episodio, donde se habla de 25 SEALs muertos (un total de 31 soldados y hasta un perro de guerra). Idioma: inglés.

Documental (en inglés) separado en dos partes, en donde se aborda la historia y el entrenamiento de los SEALs (con varias misiones históricas destacadas). Crédito: tmacc.

Pasado, presente y futuro del Chinook. Idioma: inglés. Crédito: Boeing.

 

3 pensamientos en “Derribo de un helicóptero en Afganistán pone en jaque a lo mejor de las tropas estadounidenses

  1. Los invasores han muerto en su ley, estos criminales estadounidenses eran especialistas en exterminar civiles y los derribaron con una simple granada. ¿Creían acaso que esto era una película de Rambo? Fue un acto heroico de la resistencia afgana en contra de la opresión invasora. Buena noticia para el mundo.

    • Festejaste acaso las voladuras de la Embajada de Israel y de la AMIA?
      La resistencia afgana es la mujer con la nariz cortada por el marido y curada en el país invasor.
      Que morbo ideológico,por Dios!!!

    • Sin olvidar que murieron personas y eso es lamentable. Tenemos que reconocer que son INVASORES. Y en ese momento murieron entrando en casa ajena y de noche.

Los comentarios están cerrados.