Irán y Siria construirán base militar para facilitar provisión de armamento

El gobierno iraní va a financiar la construcción de una base militar siria en Latakia para facilitar la compraventa de material entre ambos países a pesar del embargo armamentístico de Naciones Unidas contra Teherán, según se acordó el pasado mes de junio en el transcurso de una visita de representantes sirios de alto nivel a Teherán.

La información fue filtrada por fuentes occidentales al diario inglés «Daily Telegraph».

 

 

 

EN FOCO.

Al menos 26 personas murieron ayer como consecuencia de la operación marítima y terrestre que llevó a cabo el Ejército sirio en la costera ciudad de Latakia, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Se trata de la primera vez que interviene la Marina siria en la represión de los manifestantes que piden el fin del régimen. La zona de Al-Ramal, un campamento de refugiados palestinos en el que se registran duras protestas, fue la más castigada de la localidad.
Al menos unas 20.000 personas han salido a diario en Al-Ramal, donde los tanques ya habían tomado posiciones con anterioridad, para exigir la salida del presidente Bashar Al-Assad. «El Gobierno culpó a los palestinos del mismo campamento de las muertes que se produjeron en Latakia al inicio de la crisis», explica desde Damasco Maher, un palestino opositor. Y advierte: «Este bombardeo, en mi opinión, tendrá fuertes consecuencias en toda la comunidad palestina de Siria y la alejará más del régimen».
Un ciudadano de Latakia dijo a la agencia Reuters que pudo «ver las siluetas de dos barcos grises que abrían fuego. Sus proyectiles cayeron en el área palestina de Al-Ramal y en Shaab Al-Sakatiniin». «Este es el ataque más intenso a la ciudad desde el inicio de las revueltas. Quienquiera que saque la cabeza por la ventana se arriesga a ser acribillado. Quieren terminar para siempre con las protestas», añadió.
La incursión millitar en Latakia también dejó a su paso decenas de heridos que aún no han podido contabilizar con exactitud las organizaciones de derechos humanos. El número de víctimas mortales puede aumentar con facilidad, según el presidente del Observatorio, Rami Abdelrahman. La cadena de televisión árabe Al Yasira informó de que al menos cuatro edificios fueron destruidos a causa del bombardeo de los buques militares. «La presencia de francotiradores apostados en los techos de algunos edificios imposibilita que podamos retirar los cadáveres», comentó un habitante a la cadena qatarí.