Disparos contra “motochorros” en el microcentro (o el día que Dios se hizo presente). Reflexiones y aportes

Ayer por la tarde, en el microcentro porteño, dos suboficiales retirados de la Policía Federal Argentina que trabajan como comisionistas realizando cobros y pagos para la actividad privada, dispararon varias veces (según las fuentes dos a seis proyectiles) contra dos “motochorros” que huyeron luego de arrebatarles una mochila y un sobre. Por milagro no hubo víctimas, pese a que uno de los plomos (calibre 9 mm.) dio de lleno en la luneta de una camioneta que circulaba por allí con dos personas a bordo (aunque en este caso puntual las pericias buscaban determinar si el disparo provino de los delincuentes o de los comisionistas).

En mi opinión, una imprudencia absoluta esto de desenfundar y accionar un arma de fuego sin mayores precisiones sobre una amenaza que ha dejado de serlo y que se aleja a gran velocidad, escabulléndose entre decenas de personas y vehículos que van y vienen. No se puede justificar, bajo ningún punto de vista, que un documento o la cantidad de dinero que fuera valga más que la vida de una persona inocente. Perder dinero que nos es arrebatado (con o sin violencia) no es agradable, pero que una persona o varias, se transformen en víctimas involuntarias de un tirador indignado por recuperar algo que perdido por no tomar recaudos, menos que menos.
Ahora bien, les propongo que profundicemos sobre lo que creo es la raíz de toda esta cuestión: ir a retirar valores a una zona de gran circulación peatonal y vehícular sin una mínima planificación y alerta, que permita anticiparse a un posible hecho de hurto o robo. Independientemente de que algún usuario de Universo Armas desee hacer su aporte concreto, dejo algunos tips que abarcan varios contextos y conducen a prevenir situaciones desagradables (hurto o robo):

• Si circula en moto o bicicleta: evite llevar carteras o bolsos colgando del brazo, del manubrio, de canastos y portaequipajes. Conviene llevarlos aferrados, en un lugar seguro.
• Evite las ostentaciones: sea cuidadoso a la hora de exhibir objetos electrónicos como celulares, reproductores de mp3, cámaras digitales o de video. Lo mismo con los objetos valiosos como joyas o relojes.
• Sea cuidadoso: mantenga en reserva toda información de operaciones bancarias absteniéndose de realizar comentarios de esta naturaleza ante extraños o terceros.
• Cuando transite por la vereda: preste especial atención a la circulación de bicicletas o motos que lo hagan en proximidad al cordón en actitud sospechosa.
• En lugares poco luminosos: siempre que pueda evite ese tipo de lugares. Esté atento al desplazamiento y accionar de los transeúntes.
• Cuando deba trasladar altas sumas de dinero: consulte a la unidad policial más próxima a su domicilio. Puede solicitar un servicio de custodia. Llame desde cualquier teléfono al 101.
• Previsibilidad: si acostumbra trasladar dinero u objetos valiosos, evite movimientos y horarios rutinarios.
• Zonas problemáticas: esté muy atento en las paradas del transporte público y a la salida de locales comerciales. Aprovechando el congestionamiento pueden robarle billeteras, carteras, bolsos, etc.
• En auto: cuando perciba algún ruido extraño en su vehículo asegúrese de que se trate de una falla en el rodado. Antes de detenerse y descender del auto, verifique que no haya personas observándolo en las inmediaciones.
• En semáforos y embotellamientos: revise que las puertas y ventanillas de su auto estén cerradas y aseguradas, así evitará el robo de bolsos o carteras del interior del vehículo.

Allá por el 2008, aproximadamente, se comenzaron a comercializar en la Argentina unos ingeniosos maletines que imprimían, en caso de necesitarse, un shock eléctrico de 50.000 voltios (sumado a una alarma de 120 dB). El accionamiento de este implemento es mediante un control remoto y la descarga se recibe a través de la manija. Actualmente su valor (en la Argentina) es de unos 1.500 dólares.

En el 2009 un noticiero televisivo argentino ofrecía un trabajo de investigación sobre este maletín, en los siguientes términos.