Pistola FN Browning 1910 “La mataduques”

Este artículo pertenece al usuario de Universo Armas, Federico Gotusso, y trata sobre un arma muy especial, que pasó a la historia como “La mataduques”. Federico, que respondiendo a la consigna de esta página de “un espacio que se hace entre todos”, nos va a mostrar el por qué de ese llamativa denominación.

Un magnicidio que derivó en una carnicería.

La Primera Guerra Mundial tuvo lugar entre el 28 de julio de 1914 y el 11 de noviembre de 1918. Las grandes potencias del mundo se alinearon en dos bandos: los Aliados de la Triple Entente y las Potencias Centrales de la Triple Alianza. Se movilizaron más de 70 millones de militares y murieron más de 9 millones de combatientes, muchos a causa de los avances tecnológicos de la industria armamentística, que hizo estragos contra una infantería que fue usada de forma masiva y temeraria.
Pero antes que las armas hablaran, ocurrió un episodio que encendió la mecha de una de las tragedias más importantes de la humanidad. Veamos.
En 1878, Bosnia y Herzegovina fueron ocupadas por el Imperio Austrohúngaro, anexionándoselas en el año 1908. Una parte importante de la población del territorio, especialmente los habitantes serbios, se oponían a esta ocupación y deseaban la unificación, bien fuese con Serbia o con otros países eslavos.
Ello dio origen al rencor que fue gestando ideas revolucionarias y radicales que devinieron en el atentado contra el heredero del mencionado imperio: el Archiduque Francisco Fernando.

 

 

En 1913 se había formado en Bosnia Herzegovina la agrupación masónica y paramilitar denominada “mano negra”, integrada en su mayor parte por miembros de las fuerzas armadas, que al año siguiente designaron a siete de sus miembros para terminar con la vida del futuro monarca en la ciudad de Sarajevo aprovechando su asistencia a un ejercicio militar. Lo anecdótico de esta medida es que el grupo elegido carecía de cualquier experiencia en el manejo de armas, y tan sólo por una extraordinaria sucesión de coincidencias lograron el éxito de su misión.
A las 10:15 horas del 28 de junio de 1914, el día del atentado, un cortejo de seis vehículos que transportaba al Archiduque y su esposa pasó ante el primer miembro del grupo, Mehmedbašić, quien intentó apuntar desde la ventana de un piso alto pero no logró obtener un buen ángulo de tiro, por lo que decidió no disparar para no comprometer el éxito de la operación.
El segundo miembro, Nedeljko Cabrinovic, arrojó una bomba (o un cartucho de dinamita según algunos informes judiciales) contra el vehículo de Francisco. Conforme los dichos de un testigo ocular, el sobrino del Emperador Francisco José I, la tomó con sus propias manos y la lanzó fuera del coche; la explosión destruyó al rodado que lo seguía, hiriendo gravemente a los pasajeros, a un policía y a parte del gentío que acompañaba la comitiva. Frente al fracaso, Čabrinović tragó una cápsula de cianuro y se arrojó al río; sin embargo, como la concentración el veneno en la píldora era demasiado baja y el curso de agua sólo tenía diez centímetros de profundidad, sobrevivió y fue arrestado.
Lejos de suspenderse las actividades y tras la recepción oficial en la Alcaldía, Francisco Fernando quiso visitar a los miembros heridos de su comitiva y decidió encaminarse hacia el hospital. Durante este tiempo, Gavrilo Princip, un estudiante serbio de tan sólo 18 años para quien el móvil principal del atentado era “la venganza por los sufrimientos que Austria hacía padecer al pueblo” había permanecido en una confitería ubicada frente al “Puente Latino” (hoy Puente del Príncipe).
Princip, sorprendido al ver pasar cerca suyo y a muy baja velocidad el vehículo que transportaba al Archiduque, le dio alcance y efectuó dos disparos desde una distancia de dos metros: la primera bala atravesó la puerta del rodado alcanzando a la Duquesa de Hohenberg (Sophie Chotek) en el abdomen, mientras que la segunda hirió a Francisco Fernando en el cuello. Ambos fueron inmediatamente llevados a la residencia del gobernador y no al hospital, que estaba más cercano que la residencia, lo que, posiblemente, haya acelerado el fallecimiento del matrimonio (en el caso de Fernando el deceso sucedió unos quince minutos más tarde de haber recibido el mortal impacto de .380 ACP).
El agresor intentó suicidarse usando el mismo veneno que su cómplice, pero sufrió la misma suerte que su cómplice debido a la baja dosis. Pretendió utilizar su pistola, pero no tuvo tiempo suficiente y reducido.

 

EL ARCHIDUQUE FRANCISCO FERNANDO (1863-1914) Y SU ESPOSA SOPHIE CHOTEK (1868-1914).

 

UNA DE LAS REPRESENTACIONES ARTÍSTICAS DEL MOMENTO DEL ATENTADO DIFUNDIDA POR LO MEDIOS DE LA ÉPOCA.

 

GAVRILO PRINCIP EN EL MOMENTO DE SER CAPTURADO.

 

GAVRILO PRINCIP SE SALVÓ DE LA PENA DE MUERTE POR SER MENOR A 20 AÑOS; SIN EMBARGO, UNA SALUD DÉBIL Y LAS CONDICIONES DE SU RECLUSIÓN EN LA FORTALEZA DE TEREZIN (ACTUAL REPÚBLICA CHECA), DONDE AQDUIRIÓ TUBERCULOSIS (UNA ENFERMEDAD MORTAL POR AQUELLOS DÍAS), TERMINO CON SU VIDA EL 28 DE ABRIL DE 1918. HABÍA NACIDO EN 1894 Y ERA UN ESTUDIANTE DESTACADO.

 

UN DOCUMENTO INVALORABLE: LA CHAQUETA QUE LLEVABA PUESTA EL ARCHIDUQUE EL DÍA DE SU MUERTE.

 

El arma utilizada.

Una FN M1910 fue el arma de puño que permitió materializar la venganza de la organización “Mano Negra” con el número de serie 19074, calibre 9 x 17 mm Browning o .380 ACP (las otras pistolas que fueron compradas para los miembros del comando tenían los números de serie 19120 y 19126). Según confesión de uno de los detenidos habrían sido suministradas por el gobierno de Serbia para perpetrar el atentado. Del sumario surge que el día 3 de diciembre de 1913 la fábrica nacional de Herstal Belgica habría enviado a la armería “Doucet”, en Koksijde, tres pistolas 1910 calibre 9mm corto adquiridas por miembros de “Mano Negra”. Tales armas se encuentran actualmente exhibidas en el Museo de Viena.

 

 

La FN Modelo 1910 supuso un cambio para Browning. Anteriormente, sus diseños eran fabricados tanto en Europa como en Estados Unidos por FN y Colt Firearms. Ya que Colt no quería producir tal modelo, Browning eligió patentar y fabricar su diseño solamente en Europa. Introducida en 1910, esta pistola empleaba una novedosa ubicación del muelle recuperador, que rodeaba al cañón. Esta ubicación se convirtió en el estándar de futuras armas, tales como la Walther PPK y la Makarov rusa. Incorporaba el mecanismo Browning estándar de aguja lanzada y un seguro accionado por presión en el mango, junto con un seguro para el cargador y una palanca de asegurado externa (conocidos como el “seguro triple”), en un conjunto compacto. Esta arma, que se produjo hasta 1983, se habia desarrollado alrededor de dos tipos de munición, también diseñados por Browning, 9 x 17 mm Browning, también conocido como .380 ACP (cargador de 6 cartuchos) como 7,65 x 17 Browning o .32 ACP (cargador de 7 cartuchos).

 

Ficha técnica:

Acción: Simple, recarga por retroceso.
Capacidad: 7,65 mm (siete tiros) 9 mm (seis tiros).
Peso: 562 gramos.
Longitud total: 15,3 cm.
Longitud de cañón: 89 mm.
Velocidad del proyectil: 299 metros por segundo.

 

 

DESARMADO Y ARMADO DE UNA BROWNING 1910. EXCELENTE VIDEO. 

Crédito: jpoc2001