Paraguay busca revertir su situación negativa por falta de vigilancia del espacio aéreo

El diario “ABC Digital” de Paraguay titula a este artículo que dejamos aquí para su lectura ”
Paraguay no posee equipamiento para controlar su espacio aéreo”; más allá del pesimismo del título, el trabajo en realidad muestra un panorama alentador frente a un cambio de la situación de vigilancia del espacio aéreo del país guaraní. Interesante el pasaje del texto dedicado a la implementación del Centro Integrado de Operaciones Aéreas.

POR LEY, ESTA FUNCIÓN LES CORRESPONDE A LA FUERZA AÉREA PARAGUAYA Y A LA DINAC (II)
Paraguay no posee equipamiento para controlar su espacio aéreo

Nuestro país es el único de América Latina que no ejerce control soberano sobre su espacio aéreo. La Ley 1860/02 establece que la defensa del espacio aéreo es responsabilidad de la Fuerza Aérea, además de asistir a la Autoridad Aeronáutica Civil en la aplicación de las normas sobre circulación e identificación de aeronaves en vuelo sobre el territorio nacional.
El artículo 338 de la Ley 1860/02 establece que “la defensa del espacio aéreo estará a cargo de la Fuerza Aérea, y a la vez brindará a la Autoridad Aeronáutica Civil toda asistencia a los efectos de aplicar las normas sobre circulación, identificación de aeronaves en vuelo sobre el territorio nacional, como la aplicación de las medidas de seguridad debidamente establecidas.
Para una defensa más efectiva del espacio aéreo, se coordinará un sistema de vigilancia integrada entre la Fuerza Aérea y la Autoridad Aeronáutica Civil”.
Por otro lado, la Ley 73/90 que aprueba la carta orgánica de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) atribuye a este ente estatal la función de controlar el transito aéreo en el territorio nacional.
Pero en la práctica, debido a la falta de equipamiento adecuado, ninguna de estas dos instituciones cumple el rol asignado, por consiguiente nuestro espacio aéreo no cuenta con un sistema integrado de vigilancia aérea que se encargue de ejercer la función de controlar y vigilar el movimiento que se produce diariamente en el espacio aeronáutico nacional.

Los objetivos.

Fuentes consultadas confirmaron que a base de las disposiciones legales, la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) elaboró un plan de modernización mínimo, que en su primera etapa implica incorporar equipamientos para instalaciones ubicadas en Asunción y Concepción, además de radares tácticos de despliegue rápido, como también coordinando con la Dinac la instalación, incorporación y reactivación de los equipos ubicados en Ciudad del Este, Mariscal Estigarribia y Asunción.
Estos nuevos elementos permitirían por primera vez ejercer el control efectivo del espacio aéreo para proteger a la población, y mantener en todo momento la soberanía e integridad territorial.
Según las mismas fuentes, el plan de equipamiento estructurado por la FAP, comenzó con la compra de dos radares tácticos móviles, los cuales con su acción se incorporarán al Sistema Integrado de Vigilancia Aérea (SIVA), conformado por el radar primario y secundario ubicado en el Aeropuerto Guaraní de Ciudad del Este que será totalmente reacondicionado.
Igualmente, señalaron que con el mismo propósito se integrará la información que se generará con el radar primario y secundario a instalarse en la base aérea de Mariscal Estigarribia, sumándose como última estación de control de este sistema el radar secundario que la Dinac ya ha instalado en el Aeropuerto Silvio Pettirossi.

Centro Integrado de Operaciones Aéreas.

Cuando el sistema esté operativo, toda la información generada en estas estaciones de control serán procesadas e integradas a un centro de control CIOA (Centro Integrado de Operaciones Aéreas), desde el cual, por primera vez en toda la historia de la Aeronáutica Nacional, tendremos un sistema para vigilar y controlar el transito de todos los vuelos cooperativos, es decir aviones comerciales, avionetas, etc.
Al respecto, la misma fuente precisó que en la actualidad sobre nuestro espacio aéreo sobrevuelan diariamente un promedio de 40 aronaves no cooperativos (clandestinos), y que el sistema de radar primario, conformado por las estaciones fijas y móviles, podrán detectar con exactitud estas operaciones, identificándolas en un radio individual de 100 km.
También apuntaron que es posible seguir incorporando nuevas tecnologías para perfeccionar el control del espacio aéreo, pero esto sería un primer paso gracias a la coordinación de dos entes públicos para que puedan cumplir en el caso de la FAP, por primera vez su rol constitucional, y en el caso de Dinac, ampliar y perfeccionar su misión de controlar el trafico aéreo.
Por último, concluyeron que la inversión en defensa y control del espacio aéreo nacional, facilitará la tarea de otros organismos de seguridad, como Policía Nacional, Senad, Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Seam, y con ello la confianza y credibilidad de nuestro país en la región, lo que redundará en múltiples beneficios para la ciudadanía en general.