Tecnología: intentarán erradicar las pesadillas de guerra con imágenes autoinducidas

Más del 50% de los soldados afectados de estrés postraumático tienen pesadillas frecuentes, según un estudio de la asociación de veteranos de la guerra de Vietnam.

“Durante el dia, cuando están concientes, la mayoría de ellos puede esconder lo padecido; pero en el sueño, la vigilancia cede, y el mundo de los sueños puede volverse una experiencia aterrorizante y descontrolada con la consecuencia de la interrupción del descanso”, según una presentación de la ONG Uniformed Services Academy of Family Physicians.
Por lo tanto, como lo señala un documento militar, los investigadores le pedirán a los soldados que tomen control de “la creación de imágenes familiares curativas (sueños terapéuticos) para contrarrestar el impacto de las pesadillas”. La esperanza es que la reiterada contemplación de estos power dreams (sueños poderosos) vaya fortaleciendo imágenes neurológicas que logren “distraer” a la persona de su fijación en el recuerdo doloroso.
De esta manera, soldados traumatizados por sus vivencias en el frente de guerra podrán, al fin, conciliar el sueño cuando esta iniciativa esté puesta a punto (según un artículo de la revista estadounidense, especializada en ciencia y tecnología, “Wired”, esto será para el 2012): mediante una computadora portátil, y con el auxilio de gafas 3D, podrán visionar reiteradamente escenas conocidas y apaciguantes, pero totalmente artificiales.
Estas visiones neurológicas ocuparían el espacio que la mente dedica al recuerdo recurrente, a modo de trauma, de las malas experiencias. Sueños “artificiales” que, a fuerza de ser vistos una y otra vez, irán suplantando poco a poco las pesadillas “reales”.
El escenario de la exploración de esta terapia cognitivo-conductual -bautizada Power dreaming- es el hospital naval de Bremerton, en el estado de Washington. El tratamiento en elaboración está destinado a los soldados que padecen estrés postraumático, merced al desarrollo de las tecnologías de realidad virtual y de retroacción biológica, es decir, el aprendizaje y el control de funciones fisiológicas del propio cuerpo.
El principio de la terapia por retroacción biológica (biofeeedback therapy) ya había sido utilizado. El nuevo proyecto del ejército estadounidense, desarrollado a partir del programa informático en tres dimensiones, Second Life, crea un universo virtual más evolucionado.

Algunos críticos de estas terapias consideran que carecen de sustento científico y que sólo tienen un efecto placebo. Pero, teniendo en cuenta la capacidad de autosugestión del cerebro humano, la falta de rigor del método sería secundaria si los resultados son los buscados.