Excelente secuencia fotográfica de un ejercicio de la policía especial de Kaliningrado

La Kaliningrad OMON (fuerza especial de la policía de Kaliningrado) realizó este ejercicio que tiene por objetivo mantener alerta a los miembros de esta fuerza en la recuperación de objetivos puntuales.

En esta caso la situación planteada fue la recuperación de un tren repleto de civiles tomado por un grupo de terroristas. Kaliningrado es la capital portuaria  de la provincia rusa homónima, que limita al norte con Lituania y al sur con Polonia.

 

En la siguiente toma, observamos un hombre que porta una ametralladora PKM, calibre 7,62 x 54, un arma sorprendentemente liviana para su tipo, solo 7,5 Kg. (la PK, de la que deriva la PKM, pesa 9 kilos). La M en esta PK significa mejorada y puede disparar unas 650 balas por minuto. La PKM usa un sistema de alimentación por cinta con capacidades para 100, 200 y 250 municiones. La cinta – en este caso – esta alojada dentro de una caja para evitar interrupciones producto de alguna suciedad o desalineamiento violento e inesperado en la secuencia de alimentación. El casco es del tipo balístico de kevlar y sobre el rostro emplea un verdugo ignífugo, los guantes son del tipo táctico con protección para el dorso y la palma de la mano.

 

Tres hombres se acercan sigilósamente al objetivo. Van armados solo con pistolas (probablemente MP 448, calibre 9 x 18 mm Makarov).

 

Mediante una carga explosiva se rompe el vidrio de la ventana elegida como punto de ingreso y el equipo de asalto procede a subir a la carrera por una escalera sostenida por el equipo de apoyo (pongan atención que el único soporte para la escalera son tres miembros del cuerpo especial). Esta técnica requiere de un entrenamiento intensivo y duro, que no permite errores y  que – por cierto – termina dejando muchos moretones (pero peor es perder la vida).

 

Los supuestos terrorista ya están reducidos. Un integrante del equipo especial mantiene a raya a uno de los sospechosos (al que se le ha colocado una máscara camouflada para cubrirle el rostro). Se le ha ordenado que coloque las manos detrás de la espalda (aún no le han puesto las esposas).

 

Ahora sí, una vez de pie se le colocan las esposas al sospechoso.

 

Ejercicio culminado. El “team” se retira. El único armamento empleado para la acción directa han sido pistolas.

 

 

 

Un pensamiento en “Excelente secuencia fotográfica de un ejercicio de la policía especial de Kaliningrado

Los comentarios están cerrados.