Estados Unidos: policías quieren encriptar comunicaciones de radio. Hay oposición a la medida

Artículo publicado por el la agencia AP y redactado por el periodista Eric Tucker.

Tecnología: arma de doble filo para la Policía.

Los departamentos de policía en todo el país están tratando de proteger sus comunicaciones de radio del público, ya que la tecnología barata y sencilla de usar ha hecho que sea fácil para cualquiera utilizar dispositivos portátiles para vigilar a los agentes que responden a los crímenes.
El uso de la criptografía se ha convertido en algo cada vez más común desde la Florida a Nueva York y a California, con agentes de la ley aduciendo que quieren evitar que los criminales usen los conductos privados de comunicación de los oficiales para evadirlos. Sin embargo, los periodistas y activistas comunitarios señalan que la comunicación abierta garantiza que el público reciba la información lo más rápidamente posible, lo que puede ser vital para su seguridad.
La policía de la capital del país se convirtió en uno de los últimos departamentos en adoptar esa práctica este otoño. La jefa de policía Cathy Lanier dijo recientemente que un grupo de ladrones, que las autoridades creen que seguían las comunicaciones de radio policiales en sus celulares, realizó más de una docena de crímenes antes de ser arrestados y que unos narcotraficantes huyeron de una lavandería después que un sargento utilizó su radio para llamar a otros agentes.
“Mientras que los oyentes solían estar ‘atados’ a los escáneres fijos, la nueva tecnología permite a la gente — y, especialmente, a los criminales — escuchar las comunicaciones de la policía en un teléfono inteligente desde cualquier lugar”, testificó Lanier en una audiencia de un comité del Consejo de Washington, DC este mes. “Cuando un criminal en potencia puede evadir la captura y aprender, ‘hay una aplicación para eso’, es hora de cambiar nuestras prácticas”.
La transición a la criptografía ha enfrentado a los departamentos de policía con los medios de comunicación, que dicen que su recopilación de noticias se ve obstaculizada cuando no pueden utilizar escáneres para monitorear el desarrollo de los crímenes y los desastres. Los periodistas y los aficionados a los escáneres argumentan que los departamentos de policía ya tienen la capacidad de comunicarse de forma segura y deben ser capaces de adaptarse a los tiempos sin recurrir por completo a las claves.
“Si los policías necesitan compartir información sensitiva, ellos saben cómo hacerlo”, dijo Phil Metlin, director de noticias de WTTG-Fox 5 en Washington, en la audiencia del consejo. “Canales cifrados especiales han existido por mucho tiempo, del mismo modo que los teléfonos móviles”.
Es imposible cuantificar el alcance del problema o determinar si la amenaza de los escáneres es tan legítima como señala la policía — o simplemente es un temor especulativo.
David Schoenberger, un padre de Fredericksburg, Virginia, aficionado a los escáneres, dijo que entiende la preocupación de la jefa – hasta cierto punto.
“Creo que es necesario utilizar el cifrado con los grupos sensibles, como el departamento de narcóticos, pero estoy en desacuerdo con el cifrado de las conversaciones de los patrulleros. No creo que eso es correcto”, indicó. “Creo que el público tiene derecho a monitorearlos y saber lo que está sucediendo a su alrededor. Ellos pagan los salarios y todo lo demás”.
Una aplicación para el iPhone, Scanner 911, ofrece en su página web la oportunidad de “escuchar mientras que la policía, bomberos y equipos de los servicios de emergencia trabajan día y noche”. La tienda iTunes de Apple anuncia otras aplicaciones más. A pesar de que los iPhones no recogen directamente las señales de la policía, los usuarios pueden escuchar el audio casi en tiempo real a través de servicios de ‘streaming’ por Internet, explicó Matthew Blaze, director del Laboratorio de Sistemas Distribuidos de la Universidad de Pennsylvania.
El costo del cifrado varía. El departamento de policía del Condado de Nassau, Nueva York, está en la etapa final de actualización del sistema de comunicaciones de emergencia que incluye el cifrado y la interoperabilidad con otras agencias del orden público en la región por $50 millones, dijo el inspector Edmund Horace. Una vez que el viejo sistema deje de trabajar, recalcó Horace, “usted no será capaz de discernir lo que se dice en el aire a menos que tenga el equipo adecuado”.
El cambio al cifrado se ha producido en la medida que los departamentos sustituyen las antiguas radios analógicas con equipo digital que envía la señal de voz a través del aire como una secuencia de bits y luego la reconstruye en audio de alta calidad.
Algunos departamentos estudiaron el cifrado completo, pero decidieron no hacerlo, incluyendo a la policía de Greenwich, Connecticut.
… la nueva tecnología permite a criminales escuchar las comunicaciones de la policía en un teléfono inteligente’.