Video: lesson number…(lección número…)

Hacerse propietario de un arma es adquirir una gran responsabilidad. Un arma de fuego no es un juguete, ni un elemento que pueda emplearse impunemente.

Concretar el acceso a un arma de fuego implica, en primer orden, cumplir con los requisitos necesarios para ser considerado un legítimo usuario (ver post en el que volcamos esa data), y de la misma manera conocer y respetar las leyes de manera estricta, especialmente en lo que hace a las restricciones en su uso y las penas que caben si de decide vulnerarlas.

Ahora bien, en este video que hemos seleccionado verán a un muchacho de un barrio de los Estados Unidos, que aparenta pertenecer a una pandilla, que decide increpar sin motivo alguna, arma corta en mano, a otro joven que se divierte con su skate. La policía no llega y el vecindario parece ajeno a la escena. El pandillero exhibe y manipula su pistola amenazadoramente. Insulta. Acosa al “skater” que retrocede, que se muestra entregado. Se espera lo peor de un segundo a otro…