Exclusivo: descubrimos que la actriz Michelle Rodriguez forma parte del GEOF

En realidad, y para ser absolutamente honestos, la exclusiva de tal noticia no nos pertenece.

En el contexto del artículo titulado “Una mujer en el GEOF”, y que fuera publicado el día 18 de septiembre de este año en la web del diario capitalino “Crónica”, se puede ver una foto que, siempre de acuerdo a lo sostenido por el medio periodístico, corresponde a la única miembro femenina del Grupo Especial de Operaciones Especiales (Policía Federal Argentina).

 

 

 

Detalle del epígrafe de la imagen.

 

 

Reproducimos el cuerpo de la nota firmada por María Helena Ripetta.

Tiene dos hermanos varones, un novio y una madre que ya no se sorprende del trabajo de su hija. Es coqueta, delicada en sus movimientos, con un tono de voz dulce y con una sonrisa que trasmite tranquilidad. Lleva una vida común como la de cualquier otra mujer, sin embargo tiene un trabajo particular. Es la única mujer del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal. Se enfrenta a secuestradores, narcotraficantes, que no saben que detrás del uniforme hay una chica hasta que escuchan el grito de “Alto”.
Tiene como todos un nombre “operativo”, es decir un apodo para nombrarse en los procedimientos sin que se diga el verdadero para no ser identificados por los delincuentes. En este caso la llamaremos Luna. Ella dice que son todos muy caballeros con ella, que la cuidan, pero que a la hora de ir a un operativo trabaja de igual a igual con sus compañeros.
El GEOF requiere de un entrenamiento y exámenes muy intensos, rigurosos y sacrificados que no todos logran superar, y hasta incluso los abandonan en el camino. Pero Luna soportó todas la pruebas sin dudarlo. Ella quería pertenecer al grupo especializado de la Policía Federal. “Tanto en el curso como trabajando sos una más, no importa que seas mujer”, dice Luna a Crónica, quien cuando le dijo a su mamá que iba a incorporarse a la fuerza “ya estaba entregada. Mis hermanos tampoco dijeron nada, sabían que no iba a cambiar de opinión”, dice Luna que aún vestida con uniforme y borceguíes no pierde su femineidad.
Ella, junto a sus compañeros, enfrentan a los delincuentes más poderosos. Entre las misiones del GEOF está enfrentar al terrorismo, al narcoterrorismo, narcotráfico y delincuentes de alta peligrosidad.
El GEOF está siempre preparado para entrar en acción con personal las 24 horas, con entrenamiento y exámenes permanentes. Para ingresar a este grupo de elite hay que cumplir con varios pasos. Se debe pertenecer a la Policía Federal y contar como mínimo con tres años en actividad. De manera voluntaria debe presentarse a hacer el curso.
Se inscriben entre 60 y 70 personas por año, pero sólo ingresan cerca de 20. Primero pasan por un riguroso examen médico, físico, psicotécnico, reglamentado por edades. Después rinden un examen de ingreso y, a partir de ahí, comienza el curso que tiene tres fases, la primera de adaptación y conocimiento.
“Allí se sufre una presión constante, el objetivo es generar nuevos recursos de defensa y reacción. Nunca se sabe cuál es la capacidad hasta que se llega al extremo”, sostiene el comisario Daniel Neira jefe del GEOF, quien agrega: “El cursante es lo más valioso, está monitoreado y cuidado por médicos, psicólogos e instructores”.
Los aspirantes a ingresar al GEOF viven en Plátanos, donde está el lugar de entrenamiento de lunes a viernes. Allí, por ejemplo, tienen ejercicios donde son secuestrados por dos días.
“Para liberar a una persona tienen que saber por lo que está pasando”, explica Neira. Luna también pasó por esta experiencia. “Nunca pensé en abandonar”, dice la única integrante femenina del GEOF.
Muchos abandonan en esta fase. Quienes pasan a la siguiente ingresan en la de Aprendizaje y aplicación, en la que se aprenden las técnicas de tiro, voladuras, paracaidismo y combate, entre otras. Después recién se ingresa a la casa de fuego con habitaciones de madera con bastidores muy finitos para hacer tiro al blanco. Aquí sólo ingresan los 100% efectivos, porque hay que tirar al lado de los compañeros y un error podría matarlos.
“El hombre que no ingresa a la casa de fuego no puede ser GEOF”, afirma Neira, quien explica que las armas el grupo las usa como último recurso.

 

Ahora bien, y continuando con el tema de la imagen. Si quien la eligió para su publicación, hubiese ampliado el cuadro hubiese encontrado material para otra importante exclusiva: que en el “team” del GEOF está también incluído el actor Colin Farrel. ¿Locura de Universo Armas?, no. Observen detrás de la belleza que sostiene firmemente un Heckler & Koch MP5, calibre 9 x 19 mm.

 

Impresionante, ¿no? La verdad que sería una increíble coincidencia que Michelle Rodriguez y Colin Farrell compartieran vivencias nuevamente en el contexto de una fuerza especial policial, porque ya lo hicieron durante el 2003 trabajando para el film “Swat”, donde, justamente, encarnan el papel de dos policías del Special Weapons And Tactics (SWAT) de la ciudad de Los Angeles (Estados Unidos).

 

Queremos creer que todo es un lamentable error en la elección de la fotografía. Es cierto que el GEOF permite el ingreso de mujeres a sus filas y que una de ellas está operativa, pero “Luna” definitivamente no es Michelle Rodriguez.

Mayte Michelle Rodriguez nació en 1978, en la ciudad de Bexar, en el estado de Texas (Estados Unidos). Su padre, nacido en Puerto Rico, sirvió en el ejército de los Estados Unidos.

 

Un pensamiento en “Exclusivo: descubrimos que la actriz Michelle Rodriguez forma parte del GEOF

Los comentarios están cerrados.