India: publican carta del jefe del ejército donde se exponen carencias de equipamiento

El jefe del Ejército de India, Vijay Kumar Singh, ha advertido, en una carta enviada al primer ministro, Manmohan Singh, de que la capacidad de defensa del país es menor de lo que debería a causa de la falta de munición y de unas defensas aéreas obsoletas.

En la carta, que está fechada el pasado 12 de marzo y ha sido publicada este miércoles por el periódico ‘DNA’ gracias a una filtración, Singh afirma que los carros de combate del que es el segundo Ejército más grande del mundo no disponen de munición suficiente, que las fuerzas especiales de élite tienen una escasez “deplorable” de armas esenciales y que el 97 por ciento de las defensas aéreas se han quedado obsoletas.
“El estado de las armas (de combate) más importantes, como las Fuerzas Mecanizadas, la Artillería, la Defensa Aérea, la Infantería y las Fuerzas Especiales, así como los Ingenieros y Señales, es alarmante”, ha asegurado el jefe del Ejército.
India, el país del mundo que más armas importa, está gastando miles de millones de dólares en modernizar unas armas y unos equipos que compró a Moscú en la época soviética, pero a veces tarda varias décadas en firmar los contratos. La recepción del equipamiento se ha retrasado por una serie de escándalos de corrupción.
El ministro de Defensa, A. K. Antony, ha confirmado la existencia de la misiva pero ha dicho que no debería haberse publicado. Políticos de todos los partidos han expresado su malestar y algunos han pedido que el jefe del Ejército dimita si se descubre que fue él quien filtró la carta.
Antony ha afirmado en el Parlamento que “el Gobierno está decidido a hacer todo lo que sea necesario para seguir garantizando la seguridad de India”, pero “publicar documentos secretos no ayuda a la nación”.
Los partidos de la oposición han mostrado su apoyo al Gobierno, que ha sido desafiado por Singh en varias ocasiones. Este mismo lunes, señaló que le habían ofrecido un soborno de 2,8 millones de dólares (casi 2,1 millones de euros) para que comprase camiones defectuosos para el Ejército, una revelación que se interpretó como un ataque al Ministerio de Defensa por no luchar contra la corrupción en el sector armamentístico.

Fuente: Europapress.es