Comandante de las FAC denuncia que robaron armas del helicóptero caído ayer

El comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), General Tito Saúl Pinilla, denunció este mediodía el saqueo de que fue objeto el helicóptero Bell 212 luego del accidente aéreo ocurrido la tarde del lunes en el municipio de Sabanagrande, Atlántico.

Dijo que “una vez sucedido los hechos que el país conoce, algunas personas se acercaron al helicóptero, no a apoyar a nuestros hombres, sino a hurtar elementos y equipos que se encontraban dentro del helicóptero”.
Indicó que fueron hurtados un fusil y dos pistolas pertenecientes a la Policía Nacional, pero negó que se haya desaparecido munición.
Indicó que por ese hecho hay una persona retenida y que se inició un proceso de investigación para dar lo más pronto posible con el material desparecido.
También informó que una Comisión de Seguridad Aérea se trasladó al sitio del accidente para esclarecer lo qué pudo haber sucedido con el accidente. Si fue hubo fallas humanas o algún desperfecto mecánico de la nave. Y manifestó que se espera que las mismas esclarezcan las causas del fatídico accidente.
Anunció que se le estará solicitando asesoría a la multinacional Bell, fabricante del helicóptero y también a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, quienes acompañarán en la investigación para establecer las causas del accidente.
Dijo también que el Gobierno Nacional hará un acompañamiento a las familias de los policías y militares muertos en el siniestro aéreo y se estima que en un tiempo prudencial, uno o dos meses se hayan esclarecido las causas del accidente aéreo.
Señaló que habrá un acompañamiento del gobierno a las familias de los policías y militares muertos al tiempo que enviaba su voz de condolencia a los allegados de las víctimas del accidente.
Reconoció que debió haber fallas en el helicóptero, pero anotó que se desconoce si hubo una comunicación de la tripulación en la que pusieran de manifiesto que había una situación de emergencia en el interior de la aeronave. Reiteró que todo fue muy rápido y la tripulación no tuvo tiempo para declarar la emergencia.
El General Tito Saúl Pinilla se negó a especular sobre las versiones de testigos que indican que la tripulación intentó regresar o que maniobró para no caer en el casco urbano del municipio de Sabanagrande.

Fuente: diario El Universal (Colombia).