Pakistán: condenan a prisión al delator de Osama Bin Laden

Un médico pakistaní acusado de ayudar a la CIA a encontrar a Osama bin Laden fue condenado a 33 años de prisión por cargos de traición, dijeron funcionarios, una medida que podría profundizar la tensión en las relaciones entre Washington e Islamabad.

Shakil Afridi fue acusado de llevar adelante una campaña de vacunación falsa que se cree ayudó a la agencia de inteligencia de Estados Unidos a rastrear a bin Laden en una ciudad pakistaní, donde murió a manos de fuerzas especiales estadounidenses en mayo pasado.
“El doctor Shakil ha sido sentenciado a 33 años de prisión y a una multa de 320.000 rupias pakistaníes (3.477 dólares)”, dijo Mohammad Nasir, un funcionario del Gobierno en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país, donde cumplirá la condena.
El encarcelamiento probablemente disguste a su aliado Washington en un momento sensible, puesto que ambas partes están envueltas en conversaciones difíciles sobre la reapertura de rutas de suministro de la OTAN a soldados liderados por Estados Unidos en Afganistán.
Varios altos funcionarios estadounidenses habían pedido que Pakistán, que recibe miles de millones de dólares en ayuda de Washington, liberara a Afridi, detenido después de la operación que mató a bin Laden y tensó los lazos con Islamabad.
En enero, el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, dijo en una entrevista telefónica que Afridi y su equipo habían sido claves para encontrar a bin Laden, describiéndolo como servicial e insistiendo en que el doctor no había cometido traición ni había perjudicado a Pakistán.
La operación de Estados Unidos que mató a bin Laden en la localidad de Abbottabad, a poca distancia de la capital, Islamabad, supuso una humillación para el poderoso Ejército pakistaní, que calificó la incursión de una violación de la soberanía.
Desde entonces, la cooperación en seguridad entre los dos países se han reducido drásticamente.
Pakistán cerró las rutas de suministro al vecino Afganistán, consideradas vitales en la retirada prevista de la mayor parte de las tropas internacionales antes de finales del 2014, en protesta por la muerte de 24 soldados en un ataque aéreo de la OTAN en noviembre pasado en la frontera entre ambos países.

Fuente: Reuters

 

Este es el médico condenado, Shakil Afridi.