Malvinas 1982: el homenaje del as del combate aéreo de la 2° Guerra Mundial, Pierre Clostermann, a los pilotos argentinos

En 432 salidas, Pierre Clostermann derribó 23 aviones enemigos, en su mayoría cazas, y 5 más probables. Además, él dice haber destruido 225 camiones, 72 locomotoras o vagones, 5 tanques y 2 buques torpederos. Muchas referencias le acreditan entre 29 y 33 victorias aéreas. Estos, probablemente incluyan sus “victorias en tierra” (aviones destruidos en los aeródromos, no en vuelo) que no eran reconocidos por la RAF. Sin embargo, recientes análisis más detallados de sus reportes de combate y de los registros de su escuadrón indican que su verdadero récord era de 11 destruidos y 7 probables, lo que da un total de entre 15 y 18 .

Esta es la reproducción del texto de la carta del as de la segunda guerra mundial Pierre Clostermann, dirigida a los pilotos de combate argentinos que participaron del conflicto de 1982.

A vosotros, jóvenes argentinos compañeros pilotos de combate quisiera expresaros toda mi admiración. A la electrónica más perfeccionada, a los misiles antiaéreos, a los objetivos más peligrosos que existen, es decir los buques, hicistes frente con éxito. A pesar de las condiciones atmosféricas más terribles que puedan encontrarse en el planeta, con una reserva de apenas pocos minutos de combustible en los tanques de nafta, al límite extremo de vuestros aparatos, habéis partido en medio de la tempestad en vuestros “Mirage”, vuestros “Etendard”, vuestros “A-4”, vuestros “Pucará” con escarapelas azules y blancas. A pesar de los dispositivos de defensa antiaérea y del los SAM de buques de guerra poderosos, alertados con mucha anticipación por los “AWACS” y los satélites norteamericanos, habéis arremetido sin vacilar.
Nunca en la historia de las guerras desde 1914, tuvieron aviadores que afrontar una conjunción tan terrorífica de obstáculos mortales, ni aun los de la RAF sobre Londres en 1940 o los de la Luftwaffe en 1945.
Vuestro valor ha deslumbrado no sólo al pueblo argentino sino que somos muchos los que en el mundo estamos orgullosos que seáis nuestros hermanos pilotos.
A los padres y a las madres, a los hermanos y a las hermanas, a las esposas y a los hijos de los pilotos argentinos que fueron a la muerte con el coraje más fantástico y más asombroso, les digo que ellos honran a la Argentina y al mundo latino.
Ay!: la verdad vale únicamente por la sangre derramada y el mundo cree solamente en las causas cuyos testigos se hacen matar por ella.

EN FOCO.

¿Quien fue Pierre Clostermann?

Quien se anotaría 33 derribos durante la segunda guerra mundial y pasaría a ser uno de los máximos ases de la aviación de caza del lado aliado, Pierre Clostermann, había nacido el 28 de febrero de 1921 en Curitiba (Brasil), por esas circunstancias que le suelen suceder a los hijos de funcionarios diplomáticos (su padre lo era al servicio de la República Francesa).
Ya con un título de Ingeniero Aeronáutico a cuestas y residiendo en los Estados Unidos, Pierre Clostermann escucha la llamada del general De Gaulle, desde el exilio en Inglaterra, a combatir, a resistír. Fue así que el 18 de marzo de 1942, con 21 años, se enroló en las fuerza aérea libre de francia en el escuadrón de cazas 341 Alsacia.
Sus primeras victorias las obtiene el 27 de julio de 1943 sobre Triqueville (en las proximidades del Havre, Francia) contra los FW-190 A-6 de la escuadrilla Richtofen que comanda el mayor Von Graff. El piloto francés, a los mandos de un aparato Spitfire (de origen ingles), consigue aquella jornada dos derribos.
Más tarde ingresará en otra unidad de élite de la RAF (Real Fuerza Aérea): el 602 escuadrón City of Glasgow, con aviadores de diferentes países aliados, y luego volará en los Tempest V (a su aparato, con el que conseguirá 14 de sus derribos, lo bautiza “Le Grand-Charles”). Posteriormente vendrían las operaciones para nutralizar las V-1 alemanas (sofisticados cohetes de la época que los teutones utilizaban para llegar a sus objetivos sobre Londres).
Ya casi sobre el final de la guerra, el 3 de mayo de 1945, sobre el estrecho de Fenhmarn, logrará diversas victorias. El 27 de abril le nombran comandante de escuadrilla del ala 122 de cazas.
Cuando se recupera la paz, la foja de Pierre Colstermann indica 2.000 horas de vuelo, 600 en misiones de guerra y un total de 420 salidas operacionales.
Escribió un libro con sus memorias llamado “Le grand cirque” (El gran circo), que lleva muchísimas reediciones en varios idiomas.
Pierre Clostermann falleció el 22 de marzo de 2006, a los 85 años de edad.