Comunicado del Ministerio de Defensa de la República Argentina, referido a la situación de la Fragata Libertad en Ghana

El Ministerio de Defensa informa que la Fragata ARA “Libertad” permanece amarrada en el mismo lugar al que arribó el 1° de octubre en el puerto de Tema, República de Ghana, y que la situación de su tripulación en el día de la fecha es de absoluta tranquilidad.

Se informa que el miércoles pasado, en horas de la madrugada, autoridades portuarias ghanesas se apersonaron al muelle para solicitar al comandante de la Fragata el traslado del buque. Ante esa situación, el comandante respondió que la Fragata permanecería en el mismo sitio ya que no había ninguna orden judicial firme que dispusiera su cambio de ubicación.
Desde el Edificio Libertad, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, junto con el jefe de la Armada Almirante VGM Daniel Martin, seguían los acontecimientos, en permanente contacto telefónico con el comandante del buque.
El personal del puerto procedió a desconectar los servicios básicos del buque (agua y electricidad), mientras que dos remolcadores se aproximaron a la Fragata y personal de amarre se acercó con la intención de abordarla.
Ante esta situación, y no mediando orden judicial que autorizara el abordaje por parte del personal portuario, se instruyó al comandante para que levante la planchada que permite el acceso a la Fragata. Ante esto, pretendiendo sortear el obstáculo, empleados del puerto ubicaron una grúa con el propósito de abordar el buque.
Frente a estas circunstancias, en que por vía de hecho, la autoridad portuaria ghanesa pretendía abordar el buque y trasladarlo forzadamente, sin una orden judicial firme que lo avale, se impartió la orden de que la tripulación se exhibiera en cubierta, con su armamento regular, a los fines de disuadir cualquier tentativa de abordaje.
Seguidamente, Puricelli se comunicó con su par ghanés, Joseph Henry Smith, solicitando su inmediata intervención, y por su intermedio, la del Ministro de Relaciones Exteriores de ese país. Dicho contacto fue en orden a detener las medidas de fuerza que ilegítimamente estaban siendo llevadas a cabo por autoridades locales, como es el traslado compulsivo y la interrupción de suministros básicos, acciones que implican una clara violación a nuestra soberanía y un acto de hostilidad.
La intervención de los Ministerios de Relaciones Exteriores y Culto y Defensa de nuestro país, de la Embajada y la Armada Argentina, determinaron el cese de las vías de hecho.
El Estado Nacional, a través de sus organismos competentes, se encuentra realizando las gestiones políticas, diplomáticas y judiciales en los ámbitos y foros correspondientes.