El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, ordenó incrementar producción de artillería

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ordenó en marzo a los trabajadores de la industria de armas del país incrementar la producción de artillería “para asegurar un rápido ataque preventivo”, informó la televisión estatal norcoreana (KCTV).

La KCTV emitió un documental sobre una reunión de trabajadores de la industria de defensa norcoreana presidida por Kim el pasado 17 de marzo, en la que pidió a los empleados “garantizar absolutamente la calidad de nuestra artillería y proyectiles para asegurar un rápido ataque preventivo a nuestros enemigos”.
El joven líder expuso durante su arenga, recogida por la agencia surcoreana Yonhap, que “una vez que estalle la guerra”, tendrán que destruir las posiciones militares y las instituciones gubernamentales clave de los enemigos “con un ataque rápido y repentino”. Kim también señaló que los enemigos de Corea del Norte se están preparando para la guerra, lo que exige aún más la producción de una artillería de calidad por parte de Pyongyang.
En el informe, el líder aparece acompañado por Pak To-chun, secretario de la industria militar del Partido de los Trabajadores, máximo órgano político del régimen comunista norcoreano y su principal pilar junto al poderoso Ejército Popular.
El pasado 26 de marzo, el Ejército de Corea del Norte aseguró haber puesto misiles y sus unidades de artillería “en posición de combate” con el punto de mira en EEUU y Corea del Sur.
El último capítulo de la ofensiva retórica belicista norcoreana se produjo ayer, cuando el régimen recomendó la evacuación del personal diplomático de todas las embajadas de países extranjeros acreditadas en Pyongyang bajo el argumento de que no puede garantizar su seguridad.
La mayor parte de las embajadas no procedieron, sin embargo, a desalojar a su personal, mientras expertos mantienen que la escalada belicista de Corea del Norte es una simple estrategia política y no hay indicios de una próxima confrontación armada en la península coreana.
Por su parte, Japón y EE.UU. planean desplegar aviones no tripulados Global Hawk desde una de las bases estadounidenses en territorio nipón, lo que les permitiría aumentar la vigilancia sobre Corea del Norte ante sus repetidas amenazas nucleares, informó la agencia Kyodo.
Equipados con sofisticadas cámaras y sistemas de comunicación, los Global Hawk puede alcanzar cerca de 18.000 metros de altitud, aproximadamente el doble de la que alcanza un avión de pasajeros, y volar durante más de 30 horas en piloto automático.
El posible despliegue de este tipo de aviones espía se enmarca en un momento de tensión sin precedentes en la península coreana después de las informaciones que revelan el posible montaje de misiles de alcance intermedio en lanzaderas móviles del Norte.
Ante tal movimiento, Seúl y Washington vigilan de cerca las instalaciones en las que se cree que Pyongyang podría albergar sus proyectiles Musudan, cuyo rango se estima en unos 4.000 kilómetros, una distancia que les permitiría alcanzar las bases estadounidenses de Guam y el territorio de su aliado Japón.
Además, este tipo de aviones permitiría observar los movimientos en la central nuclear norcoreana de Yongbyon, después de que el régimen de Kim Jong-un anunció esta semana que reactivará su reactor atómico de 5 megavatios, detenido en 2007 tras un acuerdo de desnuclearización, para usos militares y civiles.
Según las fuentes bilaterales consultadas por la agencia Kyodo, los aviones, que no cuentan con capacidad de atacar, podrían despegar de la base militar estadounidense de Misawa, en la prefectura de Aomori (norte de Japón).
Actualmente, EE.UU. cuenta con tres aviones no tripulados Global Hawk en su base militar de la isla de Guam, en el Pacífico, destinados a observar el movimiento de patrulleras en esa zona.
Este tipo de aviones ya fueron utilizados en Japón para observar la actividad en la central nuclear de Fukushima, después de que el tsunami de 2011 provocase en la planta la peor crisis atómica desde Chernóbil en 1986.
Corea del Norte ha prolongado durante casi un mes una agresiva campaña de amenazas contra el Sur y EEUU, desde que el pasado 7 de marzo la ONU impuso nuevas sanciones al país comunista por su prueba nuclear del mes anterior.

EN FOCO.

– El Northrop Grumman (anteriormente Ryan Aeronautical) RQ-4 Global Hawk (también conocido como Tier II+ durante su periodo de desarrollo) es un vehículo aéreo no tripulado (UAV) empleado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos como una aeronave de vigilancia aérea.
Desde el punto vista operacional y de diseño, el “Global Hawk” es muy similar al Lockheed U-2, el famoso avión espía estadounidense de los años 1950. Es capaz de asegurar una gran capacidad de seguimiento a objetivos. Para este objetivo el Global Hawk está provisto de un Radar de apertura sintética (SAR), que puede penetrar fácilmente en una zona cubierta por nubes o incluso en zonas con tormentas de arena. También lleva un equipo de óptica y de infrarrojos capaz de visualizar con una gran precisión una vasta extensión de terreno. Según estimaciones de las Fuerzas Aéreas, el avión es capaz de vigilar y proporcionar información de 103.600 km² de terreno por día, lo que equivale aproximadamente a toda la superficie de Portugal.
La unidad de Global Hawk ha supuesto un coste de 35 millones de dólares estadounidenses, que incluyendo los costes de investigación y desarrollo, podría elevarse a 218 millones por aparato.
Los test de vuelos de la Fuerza Aérea estadounidense han sido realizados por el Escuadrón de Test de Vuelos nº 452 en la Base Edwards. El avión ha sido utilizado por la 9ª Ala de Reconocimiento y el 12º Escuadrón de Reconocimiento desde la Base de Beale.
Los prototipos del Global Hawk ATCD han sido utilizados en la Guerra de Afganistán y en la Guerra de Iraq. Desde abril de 2010 también vuelan la “Ruta Norteña”, desde la Base de la Fuerza Aérea Beale hasta Cánada y el Sureste Asiático, demostrando una reducción de costes y tiempo de vuelo en las tareas de vigilancia. Los operadores que lo utilizan buscan un avión que se mantenga preparado para cualquier salida. Su capacidad de recolección de datos está siendo muy alabada, pero el avión sufre todavía un gran número de accidentes, con 2 aviones perdidos en pruebas, y más de una cuarta parte de los utilizados en combate han desaparecido. De acuerdo con los informes dados por la prensa australiana, los accidentes que fueron debidos a “fallos técnicos o mantenimiento deficiente” provocaron un ratio de fallo por hora de vuelo en combate 100 veces superior al ratio de los F-16. El fabricante ha argumentado que no es justo comparar un avión completo como el F-16 con un prototipo y que el mantenimiento que se está llevando de los aviones no es el mismo que el de un caza convencional. Hasta noviembre de 2010 se han perdido tres Global Hawks en accidente

Récords

El 21 de marzo de 2001 el avión número 982003, el tercer ACTD producido, consiguió el récord de duración de vuelo de un UAV, en 30 horas, 24 minutos y 1 segundo, volando desde Edwards.12 Durante el mismo vuelo batió el récord absoluto de altitud en 19928 metros, que fue más tarde roto por la NASA, con el prototipo Helios.
El 24 de abril de 2001 un Global Hawk completó un vuelo sin paradas entre la Base Edwards en los Estados Unidos y la Base Edinburgh en Australia, haciendo historia, ya que sería el primer vuelo sin piloto en sobrevolar el Océano Pacífico. El vuelo duró 22 horas, batiendo el récord de distancia absoluta recorrida por un UAV, en 13219,86 km (velocidad media: 600,90 km/h).
El 11 de febrero de 2010 los Global Hawks se desplegaron en 30.000 h de combate y en más de 1500 salidas.

Variantes.

RQ-4A
RQ-4B
RQ-4N

Variante miniatura

Scaled Composites y Northrop Grumman ofrecen también un avión al 50% de la escala original del RQ-4A, conocido actualmente como el Model 396, que compite por el programa USAF Hunter-Killer.

Especificaciones técnicas (RQ-4A)

Características generales

Tripulación: 0
Carga: 1.636,6 kg
Longitud: 13,54 m
Envergadura: 35,41 m
Peso vacío: 3.851 kg
Peso cargado: 10.387 kg
Planta motriz: .
Rendimiento
Velocidad máxima operativa (Vno): 800 km/h
Velocidad crucero (Vc): 650 km/h
Radio de acción: 24.985 km Km
Alcance en combate: 36 h
Techo de servicio: 19.812 m

Operadores

Estados Unidos
Fuerza Aérea de los Estados Unidos
Air Combat Command
9ª Ala de Reconocimiento – Base Aérea de Beale, California
12º Escuadrón de Reconocimiento
Air Force Materiel Command
53ª Ala
31º Escuadroón de Test y Evaluación – Base Aérea de Edwards, California
Air Force Reserve Command
610º Grupo Regional
13º Escuadrón de Reconocimiento – Base Aérea de Beale, California
Armada de los Estados Unidos
NASA

Fuente: Wikipedia.