Corea del Sur relativiza informe de los Estados Unidos que subestima capacidades nucleares de Corea del Norte

Información vinculada directamente con una anterior publicada en Universo Armas, durante la jornada.

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte ha subido varios grados con el anuncio por parte de la inteligencia militar estadounidense que el régimen de Pyongyang puede tener la capacidad
de ensamblar bombas atómicas en sus misiles nucleares.
Aunque Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, según sus siglas en inglés) también ha declarado que “la fiabilidad de esos sistemas sería baja”, la mera posibilidad de que la dictadura comunista norcoreana tenga la posibilidad de poner bombas atómicas en misiles amenaza con cambiar la ecuación de la ‘guerra de nervios’ que Pyongyang mantiene desde hace tres semanas con EEUU. También introduce un factor de ansiedad en la opinión pública estadounidense, así como en la de Corea del Sur.
La información ha sido filtrada por el Congreso de EEUU. Y, aunque la DIA se limita a calificar de “moderadas” las posibilidades de que Corea del Norte pueda lanzar bombas nucleares en misiles, los cohetes norcoreanos pueden alcanzar Japón, el norte de Australia y, tal vez, las islas estadounidenses de Hawai y Guam. El Pentágono ha matizado el informe de la DIA apuntando que sería “impreciso sugerir que el régimen norcoreano ha probado completamente, desarrollado o demostrado el tipo de capacidades nucleares mencionadas en el extracto (del informe)”.
Sin embargo, Corea del Sur no se cree esta versión de la inteligencia americana. El ministro de Defensa surcoreano ha puesto en duda que su vecino del norte sea capaz de “miniaturizar” bombas nucleares para introducirlas en uno de sus misiles, informa Reuters.
La clave es ahora interpretar esta información. Eso es algo en lo que los expertos estadounidenses no se ponen de acuerdo. Para el ex comandante en jefe de la OTAN durante la guerra de Kosovo, el general retirado Wesley Clark, no hay motivos de preocupación, porque “éste es un escenario muy familiar”. Sin embargo, el ex vicepresidente con George W. Bush, Dick Cheney, ha declarado que “EEUU está en un follón muy grande con Corea del Norte”.
La crisis amenaza con afectar también a las relaciones entre China y EEUU, dado que Washington cree que Pekín está haciendo poco o nada para frenar a Pyongyang. Como ha declarado el ex mediador de Bill Clinton con Corea del Norte, ex secretario de Energía y ex gobernador de Nueva México, “China no está haciendo todo lo que podría”, porque “quiere un poco de tensión en la península [de Corea]”.
Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, ha hecho un llamamiento a Corea del Norte para que renuncie a su “actitud agresiva” durante un encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la Casa Blanca. “Nadie desea ver un conflicto” con Pyongyang pero EEUU está listo para tomar las medidas necesarias para defenderse, ha explicado Obama en una breve comparecencia en el Despacho Oval.
“Seguiremos trabajando para intentar resolver algunos de estos asuntos mediante la diplomacia, aun cuando, tal y como he indicado al secretario general, EEUU tomará todas las medidas necesarias para proteger a su gente y cumplir con nuestras obligaciones en las alianzas que tenemos en la región”, aseguró el presidente estadounidense.
Horas antes, los ministros de Exteriores del Grupo de los Ocho (G8) advertían en Londres de que tomarán nuevas “medidas significativas” contra Corea del Norte si lleva a cabo más lanzamientos de misiles balísticos o pruebas nucleares. Además, siguen los intentos diplomáticos para desactivar la crisis en el paralelo 38. El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, llega este viernes a Corea del Sur. El sábado visita China y el domingo Japón.

Fuente: diario “El País” (España). Por: Pablo Pardo.