Video: la bomba convencional más grande de la Segunda Guerra Mundial y de la historia

“Grand Slam” fue el nombre que recibieron las bombas más poderosas de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En el siguiente noticiero de época, que hemos seleccionado para este post, producido por la misma Royal Air Force (RAF) se presentan a las “Tallboy” (de las que formaban parte las “Grand Slam”). Audio: Inglés. Crédito: Bomberguy.

EN FOCO.

– Las “Grand Slam” pesaban 9.979 kilos y medían casi ocho metros de largo (lo que las hace las mayores bombas, en tamaño, no solo de la segunda guerra mundial sino de la historia). Las bombas de mayor poder destructivo – dicho sea de paso – y siempre hablando en el plano convencional, han sido creadas recientemente por parte de Rusia y de los Estados Unidos y son del tipo termobáricas (o de vacío), de las que luego nos ocuparemos en algún momento en Universo Armas.
– Las “Grand Slam”, de las que se arrojaron 41 durante el conflicto mundial que duró desde 1939 hasta 1945, fueron una creación del equipo del ingeniero británico Barnes Neville Wallis (1887-1979).
– Las “Tallboy” eran bombas de gran poder de penetración y destrucción, de las cuales se crearon tres tipos: de 2.000 kilos, de 5.500 kilos y la “Grand Slam”, de 10.000 kilos. Empleaban un explosivo denominado Torpex, que era una combinación compuesta por TNT y ciclonita, a la que se le añadía polvo de aluminio. El aluminio asociado al TNT y la ciclonita, aumentaba considerablemente la temperatura en el momento de la explosión.
Fueron utilizadas durante el bombardeo de Le Havre el 14 de junio de 1944, también para la destrucción de áreas industriales, bunkers de baterías costeras, emplazamientos subterráneos de almacenamiento de V1 y V2, además de los bunkers de U-boote y S-Boote diseminados por la costa Atlántica, el canal de la Mancha y el mar del Norte.
Con las Tallboy los británicos fabricarán un dispositivo de destrucción que no será superado más que por las bombas atómicas lanzadas en 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki.
– Las “Tallboy” fueron también usadas para hundir al buque alemán Tirpitz.