Según medios estadounidenses, ya tendrían a un sospechoso por el atentado en Boston

Las autoridades han identificado a un sospechoso que podría haber sido uno de los autores del atentado de Boston.

Así lo confirmaron este miércoles fuentes policiales a la CNN y al ‘Boston Globe’, que cuenta que las autoridades han encontrado una imagen de un varón que porta una bolsa negra en el lugar donde se produjo la segunda explosión.
El FBI ha encontrado al sospechoso gracias a las cámaras de seguridad de la tienda Lord & Taylor, que se encuentra al otro lado de la calle donde tuvo lugar la segunda explosión. Las imágenes del comercio han sido imprescindibles para encontrar al sospechoso. Pero no está claro si la imagen que lo identifica apareció en las grabaciones de esa cámara o en uno de los miles de vídeos enviados por los ciudadanos que grabaron la explosión.
Aunque en un principio la CNN afirmó que el sujeto había sido arrestado, citando a fuentes oficiales, luego la policía desmintió que se hubiera producido ninguna detención.
El segundo artefacto estalló 12 segundos después del primero a tan sólo unos metros de la primera explosión. Delante del Starbucks que se ubica en la confluencia de las calles Boylston y Fairfield y unos metros más lejos de la línea de llegada del maratón.
Fuentes del FBI confirmaron a la CNN que habían logrado “un progreso sustancial” en la investigación en las últimas horas. Sus responsables desvelarán los últimos avances en una rueda de prensa prevista para las cuatro de la tarde de Boston: las 10 de la noche según el reloj peninsular.
Hasta ahora la mejor pista del FBI era la foto de la tapa de una olla a presión encontrada en un tejado junto al lugar de la explosión. Los agentes creen que cubría la cacerola de seis litros llena de metralla y escondida en una mochila negra de nailon. La olla podría estar fabricada por la empresa española Fagor, que ha vendido unas 50.000 cacerolas similares en comercios y grandes almacenes de Estados Unidos. Pero su portavoz Sara de la Hera explicó al ‘New York Times’ que hasta el momento no habían recibido ninguna llamada del FBI.

Evacuación de edificios

Los agentes de seguridad ordenaron al personal del Tribunal Federal de Boston que abandonaran el edificio, sin dar más razones. Los artificieron llegaron a la zona y policías con perros analizan las proximidades del edificio. Según ‘The Boston Globe’ también se ha dado la orden de evacuar los hospitales cercanos.
Las autoridades recibieron más de 2.000 vídeos, fotos y otras pistas provenientes de todo el mundo. Pero siguen luchando para reconstruir el día del atentado y piden más ayuda a quien tenga algún detalle sobre lo que ocurrió. Éste es el primer atentado en Estados Unidos en que los investigadores pueden contar con la asistencia de las redes sociales y la multitud de fotos y vídeos de teléfonos móviles: ni Twitter ni Facebook ni el iPhone existían en 2001.
Ya se conoce la identidad de los tres asesinados: Martin Richard (ocho años), Krystle Campbell (29) y Lu Lingzi (23 años): una china que estudiaba en la Universidad de Boston y que estaba en la meta junto a unos amigos para animar a quienes corrían en el maratón.

Fuente: diario “El Mundo” (España).