Inteligencia: PRISM el sistema de la NSA que todo lo espía

La NSA es la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Primero vamos a ver que dicen, oficialmente, las empresas que brindan servicios de comunicación, soporte y alojamiento e intercambio de información, y que por ende reúnen datos sensibles de usuarios de todo el planeta en la net, ante la pregunta: ¿Ustedes preservan realmente la información de los usuarios? ¿Qué saben del sistema espía PRISM?.

Facebook: “Nosotros no proveemos acceso directo a los servidores de Facebook a ningún organismo gubernamental. Cuando a Facebook le son requeridos datos o información acerca de personas específicas, verificamos cuidadosamente de que la petición cumpla con las leyes vigentes y sólo proporcionamos información autorizada por ley”.
Dropbox: “Hemos visto reportes de que Dropbox pudo haber sido requerido para tomar parte en un programa gubernamental llamado PRISM. Nosotros no somos parte de tal programa y seguimos comprometidos a proteger la privacidad de los usuarios”.
Google:
“Google se preocupa mucho por la seguridad de los datos de sus usuarios. Proporcionamos información al gobierno de acuerdo a la ley y revisamos toda petición cuidadosamente. De vez en cuando, algunas personas dicen que hemos creado una puerta trasera en nuestros sistemas, pero Google no tiene tal acceso para que el gobierno tenga acceso a los datos privados de nuestros usuarios”.
Microsoft–
“Nosotros proveemos datos de los clientes cuando recibimos una orden judicial o una citación para hacerlo y nunca de forma voluntaria. Adicionalmente, sólo cumplimos con peticiones acerca de cuentas o indentificadores específicos. Si el gobierno tiene un programa nacional de seguridad para recopilar datos de clientes coluntariamente, nosotros no participamos en él”.
Yahoo!:
“Para Yahoo! la privacidad de los usuarios es un asunto serio. Nosotros no proveemos al gobierno con accesos directos a nuestros servidores,sistemas o redes”.
Apple: 
“Nunca hemos escuchado acerca de PRISM. Nosotros no proveemos acceso directo a nuestros servidores a ninguna agencia gubernamental y toda petición de información del cliente por parte de las agencias gubernamentales debe hacerse por medio de una orden judicial”.

El programa de internet, denominado oficialmente PRISM, salió a la luz la semana pasada en documentos publicados por los diarios estadounidenses, The Washington Post y The Guardian, y es el que permite a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA por sus siglas en inglés) tener acceso a los flujos de datos de empresas estadounidenses (Facebook, Yahoo, Microsoft, Google y otras) y apoderarse de correos electrónicos, chats de video, fotos y mucho más, de sus usuarios.
No se sabe cuánto se queda en poder del gobierno. Clapper dice que se centra casi exclusivamente en blancos extranjeros, y las empresas de tecnología dicen que sólo entregan la información requerida con una orden judicial.
Pero después de leer un documento judicial que se filtró la semana pasada y que permitió a la NSA revisar millones de registros telefónicos de estadounidenses, Trevor Timm de Electronic Frontier Foundation, dijo: “La pregunta es el alance que tienen las órdenes dadas a estas empresas”.

PRISM nació a finales del gobierno del presidente George W. Bush, pero la idea de crear un sistema de inteligencia artificial semejante aplicable estrictamente a la internet, se remonta a las frenéticas secuelas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.
Anteriormente, cuando el gobierno federal quería leer los correos electrónicos de un extranjero en Yahoo o Microsoft, se requería la aprobación de un juez. Después de los ataques, Bush autorizó en secreto a la Agencia Nacional de Seguridad para que obviara esa aprobación y pudiera leer cuentas de correo electrónico en tiempo real.
Cuando el New York Times reveló la existencia del programa, el gobierno de Bush apeló al Congreso argumentando que obtener la aprobación de un tribunal era demasiado arduo. Como había demasiados mensajes de correo electrónico para monitorear, obtener autorizaciones para cada uno de ellos tomaría demasiado tiempo.
“En ciertos casos, el proceso para obtener una orden judicial se ralentiza, y en algunos casos puede obstaculizar los esfuerzos del gobierno para vigilar comunicaciones potencialmente vitales para la seguridad nacional”, dijo Kenneth Wainstein, entonces el principal fiscal de seguridad nacional del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en una comparecencia ante el Congreso, en 2007.
Así que, a veces, el gobierno revisará los correos electrónicos de los estadounidenses, pero no de forma intencionada.
Por su parte, Michael McConnell, entonces director de inteligencia nacional, dijo: “Si se supervisa a algún extranjero posiblemente un estadounidense sea interceptado inadvertidamente”.

Claro que, y a modo de “consuelo de tontos”, si todo se limitara a los correos electrónicos, podríamos hasta expresar: “¡Qué considerados muchachos de la NSA! Pero los operadores de PRISM no tienen límites, y van por fotos, direcciones físicas, filmaciones, y todo medio que se considere plausible de brindar información…sobre todo y todos.

Así que, cuidado, PRISM te espía…

EN FOCO.

Todo sobre la NSA.

– LA NSA está formalmente dentro del Departamento de Defensa y su jefe debe ser un militar de alta graduación. En la actualidad, su responsable es el general Keith Alexander. Debido al papel esencial de la comunicación electrónica, que es dominio de la NSA, en la ciberseguridad, al frente del cibercomando del Pentágono está el propio Alexander (su sede está precisamente en la central de la NSA). Por encima de la NSA está el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, de quien dependen otras quince agencias (también la CIA), y quien despacha habitualmente con el presidente estadounidense.
* ¿Espía a estadounidenses?
Por ley, la NSA limita su recogida de información de inteligencia a las comunicaciones foráneas. No obstante, como se ha puesto da manifiesto con las últimas filtraciones –y aquí radica la polémica del caso–, diariamente reúne registros de las llamadas telefónicas de millones de ciudadanos (datos que no incluyen la identidad de los usuarios; tampoco hay acceso al contenido de las conversaciones) y puede supervisar contactos de nacionales a través de internet con supuestos terroristas extranjeros. Si necesita una mayor vigilancia sobre ciudadanos sospechoso requiere de orden judicial.
* ¿Cuándo se creó?
La NSA fue creada por el presidente Harry Truman en 1952, sobre el precedente de la Agencia de Seguridad de las Fuerzas Armadas, que surgió al acabar la Segunda Guerra Mundial.
* ¿Dónde está?
La sede de la NSA está en el cuartel Fort Meade, a 40 kilómetros de Washington, en el estado de Maryland. Tiene además otras dependencias en Colorado, Georgia, Hawai y Texas. Está construyendo una central de almacenamiento de datos en Utah, especialmente pensada como búnker de ciberseguidad. La NSA recoge inteligencia además de cuatro satélites geoestacionales y tiene un puesto de monitoreo en el Reino Unido.
* ¿Cuántos trabajan?
Aunque el dato no es público, se calcula que la NSA emplea a más de 30.000 personas. Solo junto a su edificio central hay aparcamiento para más de 18.000 vehículos.

Fuente: ABC (España).