Armas y Cine: la escena del bar de “Inglorious basterds” (2009)

“Inglorious basterds” (traducida como “Bastardos sin gloria” para Hispanoamérica y “Malditos bastardos” para España)

cuenta, básicamente, las acciones de un grupo de soldados estadounidenses de origen judío, liderados por el teniente Aldo Raine (“El Apache”), detrás de las líneas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. Sus métodos son los aplicados en la guerra de guerrillas, y siembran el terror entre los germanos debido a sus métodos sangrientos y sin cuartel alguno.
Película planteada como un “spaghetti western” y apoyada en grandes actuaciones, entre las que se destacan la de Brad Pitt (Aldo Raine) y Christop Waltz (Coronel de las SS Hans Landa).
Espectacular, cruda, imaginaria; aquí, por ejemplo, Adolf Hitler muere junto los principales jerarcas del Tercer Reich, masacrado a tiros y quemado en un pequeño cine de Francia. La que sigue es, a nuestro entender, la mejor escena de este film.