Balística-Seguridad: un milagro anticipado de Navidad

Un teniente de la Policía de la Provincia de Buenos Aires recibió un disparo en la cabeza durante un operativo y sobrevivió para contarlo, ya que el plomo, casi sin deformaciones, quedó literalmente clavado en el tejido que cubre el hueso frontal del cráneo.

Si bien, al momento, desconocemos los detalles de cuáles fueron las circunstancias exactas en las que recibió el impacto el oficial, proveniente de una pistola, estamos en condiciones de aseverar que se trata de un verdadero milagro.

Los factores para que el proyectil se haya alojado de esa forma en la cabeza del efectivo, sin comprometer la parte ósea, pueden ser muchos pero les aseguramos que no se suelen dar cotidianamente. La primera impresión y dicho sin tantos tecnicismos, es que el plomo llegó sin fuerza por tratarse de una munición vieja probablemente asociado a un arma en similares condiciones, que agotó casi toda su energía entre la detonación, el recorrido de salida del arma y el trayecto que debió cubrir hasta impactar en la frente del hombre.

En UNIVERSO ARMAS siempre decimos que la balística es una de las materias más apasionantes que existen vinculadas con las armas de fuego y nos enteramos de muchísimos casos, pero les aseguramos que pocos (o ninguno) como éste.

El teniente, que revista en la Comisaría de Munro (provincia de Buenos Aires), se encuentra fuera de peligro.

Las fotografías que van a ver a continuación nos han sido suministradas a través de nuestra Fan Page por unos de nuestros lectores-seguidores. ¡Sumate!

Fan Page UNIVERSO ARMAS – Dale Me Gusta