Legislatura metropolitana aprueba venta de terrenos del Tiro Federal Argentino

El jueves 9 de junio, próximo pasado, la Legislatura porteña aprobó la polémica venta de terrenos perteneciente al Tiro Federal Argentino, ubicado en el barrio de Núñez (Avenida del Libertador 6935) desde hace 125 años.

La medida obtuvo respaldo legislativo pese al rechazo de vecinos y de organizaciones de arquitectos y urbanistas.
La misma está incluida dentro del proyecto de creación de la Agencia de Bienes, que permitirá al Ejecutivo administrar bienes públicos de dominio privado de manera autónoma.
El gobierno de la Ciudad tiene previsto instalar allí el Parque de la Innovación, un complejo con espacios públicos, universidades y empresas.
Sin embargo, los detractores del proyecto aseguran que se trata de una maniobra para hacerse de un millonario negocio inmobiliario en una de las zonas más codiciadas de la Capital, frente al estadio del Club Atlético River Plate. Así se preparan para defender su posición incluso ante la Justicia, si es necesario.
“El jueves sentí como si un pariente cercano se hubiera muerto”, dijo al diario La Nación Eva Szabó, socia de Tiro Federal. La tristeza y la bronca se repiten entre las familias que consideran el club situado en Libertador y Udaondo su segundo hogar.
En el club contrataron al prestigioso abogado constitucionalista, Andrés Gil Domínguez, para iniciar acciones legales.
“Esto se sostiene únicamente por el esfuerzo de sus socios. Nos quitaron los carteles publicitarios en el perímetro del predio porque decían que contaminaban visualmente, cuando River está repleto”, dijo la socia y también instructora de tiro.
“Es un negociado, ya publicitaron en los Estados Unidos dos torres de 40 pisos acá, donde además quieren construir estacionamientos subterráneos para River, y con ello nos llevan por delante a todos nosotros”, acusó Mercedes Auber.
Enrique Abraham coincidió: “Sabemos que estaban ofreciendo terrenos a empresas extranjeras, lo que dista mucho de ser el polo que supuestamente dicen. Además, éste es un gran espacio verde diseñado por Carlos Thays. Hay eucaliptus centenarios”.
Desde la Ciudad, el subsecretario de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano, Álvaro García Resta, defendió el proyecto: “Privado es hoy. Sólo tienen acceso los 3500 socios. Nosotros pensamos en todos los vecinos. El predio tendrá un 65% de espacios de uso público, para cualquiera de los 3.000.000 de vecinos que quieran acercarse”.
Mabel Macías, otra de las socias que el sábado participaron de una improvisada reunión tras la sanción de la ley, explicó: “Hay familias que nacieron acá. Los chicos no se pierden, todos sabemos quién compone cada familia”.
Además de los socios, un número no precisado de agentes de fuerzas de seguridad realizan sus prácticas de manera gratuita en el Tiro Federal, aclaró La Nación. También funcionan una clínica y canchas de tenis, fútbol, bowling, natación y gimnasia.
Pablo Santos y Carolina Vélez se conocieron y se casaron allí. Carolina hizo énfasis en el impacto ambiental que podría generar un emprendimiento como el propuesto: “Éstas son tierras de relleno, que no están preparadas para soportar el peso de grandes edificios, amén de la tala de árboles que acarrearía. Además, hay que tener en cuenta que todo el predio es Monumento Histórico Nacional (MHN)”.
La declaración del polígono como MHN será uno de los ejes de las presentaciones judiciales. “Vender un inmueble que es MHN es un delito. Además, al Tiro Federal una ordenanza de 1924 -que la Legislatura derogó- le reconoció el usufructo vitalicio del predio. La norma estableció también que sólo puede ser desalojado si no cumple con su objetivo social, ante una emergencia pública o por un interés público legítimo, que es lo que debemos discutir. Vamos a realizar denuncias penales en los próximos días y constituirnos como querellantes”, detalló Gil Domínguez.
Los vecinos tampoco acuerdan con el proyecto oficial. Más construcciones de envergadura sobre Libertador perjudicarían al barrio, dicen. “No da para eso. Ya el edificio de enfrente cortó la circulación de las napas y cuando llueve, desbordan”, criticó Enrique Zaldívar.
“El Tiro no le molesta a nadie, no provoca disturbios, cosa que sí sucede con River”, comentó Martín Trípoli.
En sintonía, Sebastián Medina opinó: “Las casas están todas rajadas por el impacto y los autos aparecen rayados. Sobre el Tiro, prefiero ese espacio verde y familiar, antes que las supuestas obras de innovación que pretenden hacer”.

Cómo quedará el Tiro Federal.

Puntualmente, la ley habilita al flamante organismo a disponer de los inmuebles públicos de dominio privado para su venta o para la ejecución de proyectos de obras en terrenos distribuidos en la Ciudad y propone la enajenación del que comprende al Tiro Federal en la zona de Núñez.
A la entidad se le permitirá la conservación de tres de las 16 hectáreas con que contaba la asociación y en las que está situado el edificio central y el correspondiente polígono de tiro, en tanto que se ofrecerá la posibilidad de una relocalización de las parcelas enajenadas en otra zona de la Ciudad.
También fueron afectados a la nueva Agencia los terrenos delimitados por Leopoldo Lugones, Guillermo Udaondo y Del Libertador, para la creación de un Parque de la Innovación que, según proyecciones del oficialismo, sería como un “Silicon Valley” porteño.

Qué se hará con el dinero.

De la venta de ese espacio, según se desprende de la ley, el 20 por ciento de lo producido será destinado a la urbanización de las villas 31 y 31 Bis, otra parte a políticas de las áreas de Educación y Salud y lo restante al desarrollo del Parque de la Innovación.
Este nuevo emprendimiento, en tanto, deberá contar con los estudios de impacto ambiental, vehicular, de tránsito y de pre factibilidad de servicios públicos, los cuales serán remitidos a la Legislatura, y además se hará a través de un Concurso Público de iniciativas y proyectos, de carácter nacional.

Cómo se votó.

La votación se distribuyó de la siguiente manera: 42 votos positivos, 16 negativos y 2 abstenciones. Rechazaron la norma los bloques del Partido Socialista, el PSA (que conforman el interbloque ECO junto a Suma+),la Coalición Cívica, Autodeterminación y Libertad, Bien Común, FIT y PTS.
El oficialismo tuvo el apoyo del peronismo, que dejó fracturado al FPV, y del radicalismo (Suma+). El Pro contó con el apoyo de los bloques de SUMA+ (6), Confianza Pública (3), Javier Gentilini (Frente Renovador) y Claudio Palmeyro (Sindical Peronista) y tres legisladores pejotistas del Frente para la Victoria, María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Claudio Heredia, (Gabriel Fuks se abstuvo) contrario los 8 diputados K restantes, repartidos entre La Cámpora y Nuevo Encuentro.

Fuente: iProfesional.com, diario La Nación, Urgente24 y fuentes propias.